Index . . Riachuelo 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 . 18 . 19 . . urgenciasatadas . 1 . 2 . . hospedero . . Del Piero . . emisarios 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . . sinsustento 1 . 2 . . evaluacion 1 . 2 .

Evaluación Ambiental del Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Hídrica Matanza – Riachuelo

Capítulo 8
Análisis de Alternativas del Proyecto

Los textos en bastardilla son de mi autoría. Francisco Javier de Amorrortu

8.1.- Consideraciones generales

El concepto original del manejo de las aguas servidas de la ciudad de Buenos Aires fue el de interceptarlas en su totalidad, conducirlas hacia el Sudeste en dirección a la zona de Berazategui, tratarlas y descargarlas al Río La Plata a través de un emisario subfluvial. Si bien las obras realizadas se basaron en este concepto, el tratamiento y descarga del caudal total de la ciudad nunca fue completado.

A fin de cubrir este déficit, ampliado por el compromiso de extender el alcance de sus servicios, AySA (concesionario del servicio de agua y cloacas de la ciudad de Buenos Aires y 17 partidos del conurbano), ha desarrollado un Plan Director de Saneamiento para su área de concesión.

Esta área de concesión, que no cubre toda el área de la cuenca Matanza-Riachuelo  aunque sí la mayoría de su área urbanizada, cubre además otras áreas de la ciudad que se encuentran más al norte de la cuenca Matanza- Riachuelo.

El Plan Director modifica el concepto originario de conducir todas las aguas servidas de la zona de concesión hacia Berazategui, pero mantiene el principio de interceptar el resto de las aguas servidas en su área de concesión y dividir todo el caudal colectado entre dos emisarios: (i) un nuevo emisario Berazategui, de longitud 7.5 km de los cuales 3.5 km serán la zona del difusor; y (ii) un nuevo emisario en la zona de Avellaneda, denominado emisario Riachuelo, de longitud 11.5 km de los cuales 4 km serán la zona del difusor.

El caudal pico en cada emisario será de alrededor de 25 m3/s y 38 m3/s respectivamente. Antes de la descarga de las aguas servidas a cada emisario se realizará un pretratamiento, o sea, se construirán dos nuevas plantas de pretratamiento, una en Avellaneda para el emisario Riachuelo y al otro en Berazategui.

Además de las plantas de pretratamiento, las estaciones de bombeo respectivas y los emisarios, el Plan Director de AySA prevé la construcción de un sistema de interceptores que distribuirán las aguas servidas entre las dos plantas de tratamiento y sus emisarios.

Estos son básicamente el Colector de Margen Izquierdo Matanza-Riachuelo (CMI), y el Colector Desvío Baja Costanera, así como obras complementarias como el Aliviador Colector Baja Costanera (tramo Radio Antiguo), el Colector Ampliación Baja Costanera (Capital Federal–Vicente López), redes primarias cloacales (Lomas de Zamora y Lanús y otros barrios) y redes secundarias en Lomas de Zamora, Lanús, A. Brown y otros barrios.

El Plan Director de AySA no tomó en cuenta la evacuación de la totalidad de las aguas servidas de la cuenca Matanza-Riachuelo hacia los emisarios, sino que contempla que parte de la cuenca media y alta que se encuentra en el área de concesión, derive sus aguas servidas a varias plantas de tratamiento a construir o ampliar, tal como la Sudeste, El Jagüel, Laferrere y Fiorito, con descarga de sus efluentes al río Matanza- Riachuelo.
 
Además de las aguas servidas domésticas existen en la cuenca una gran cantidad de efluentes líquidos industriales, la mayoría de los cuales no son sometidos hoy a ningún tipo de tratamiento. Parte de ellos están siendo descargados directamente al río Matanza- Riachuelo y sus tributarios, y  parte a la red cloacal existente.

El Plan Director de AySA no tomó en cuenta la solución integral del problema de los desechos industriales, y por lo tanto  para lograr el efectivo saneamiento de la cuenca se requiere de un programa más amplio que el Plan Director de AySA.

Para tomar conciencia de la magnitud de esta diferencia, el caudal futuro estimado de las aguas servidas de toda la cuenca Matanza- Riachuelo que según el Plan Director de AySA no llegará al sistema de los emisarios es de alrededor de 13,5 m3/s. cabe aclarar que todas las menciones de caudales de aguas servidas referidas anteriormente ya incluyen las contribuciones de los desechos industriales líquidos.

Debido a la concepción original del manejo de los efluentes cloacales del área metropolitana, y al sistema existente de conducción principal de las  aguas servidas hacia Berazategui, se ha debido buscar soluciones al problema de la cuenca Matanza- Riachuelo que sean compatibles con el sistema existente.

En resumen, en términos de tratamiento y disposición de las aguas servidas para poder obtener mejoras ambientales en la cuenca Matanza- Riachuelo, se deberá incluir en este Proyecto el saneamiento de toda el área de concesión de AySA (o sea de la mayor parte del Área Metropolitana de la ciudad de Buenos Aires y esta misma entera), ya que no se puede ignorar el aporte o influencia sobre la cuenca Matanza- Riachuelo de las aguas servidas crudas que llegan de las partes norte de la ciudad y partidos aledaños, a pesar de que geográficamente estas partes no forman parte de la cuenca hidrográfica propiamente dicha.

Teniendo en cuenta que el Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Hídrica Matanza- Riachuelo apunta a lograr el desarrollo sostenible integral de toda la cuenca y no sólo a saneamiento de parte de la misma, la solución propuesta en el Plan Director de AySA es insuficiente y por lo tanto se realizó un análisis de alternativas que cubren no sólo toda el área de la cuenca sino un área más amplia (toda el área de concesión de AySA) y aspectos más amplios que el sólo manejo de aguas servidas.

Para lograr una mejor comprensión del abanico de alternativas que se han planteado al desarrollo del Proyecto, debe interpretarse que las mismas surgen básicamente de la búsqueda de una convergencia de objetivos entre las obras de infraestructura del Plan Director de AySA (PDA), desarrollado prioritariamente para cumplir con los criterios sanitaristas que impone el cumplimiento del Artículo 4° del Marco Regulatorio de AySA y que como fuera dicho resulta insuficiente por sí solo, y los objetivos de recuperación ambiental del Plan de Saneamiento Integral de la Cuenca Matanza– Riachuelo (PISA), planteados con un criterio ecosistémico de intervención basado en la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos.

¿Cómo hablar de criterio ecosistémico si aún no han recalado en cómo se integran un tributario y el cuerpo de agua mayor que lo hospeda?

En este sentido, podrían identificarse como cuestiones relevantes de esta convergencia de criterios las siguientes pautas orientadoras para el planteo de soluciones:

• Necesidad de incorporar al Plan Director, durante el quinquenio 2008-2013, un Colector Margen Derecha, de una extensión aproximada de 42 Km., que recibiría las descargas de las Plantas de tratamiento de líquidos cloacales Sudoeste y su ampliación, Jagüel y su ampliación, Fiorito y Laferrere, respectivamente, derivándolas a una Planta de Pretratamiento y de allí mediante una Estación de Bombeo al emisario Riachuelo adyacente a la misma, con destino final al Río de la Plata en condiciones ambientalmente sustentables.

El objetivo de dicho colector consiste en permitir retirar en el menor plazo posible, la mayor cantidad de descargas contaminantes al Riachuelo a fin de posibilitar la recuperación de los cuerpos de agua del sistema sin generar afectaciones significativas de los restantes sistemas hídricos.

• Convalidación de los proyectos en curso para la ampliación de las Plantas de Tratamiento de líquidos cloacales Sudoeste y Jagüel, respectivamente, en función de los requerimientos que insuma el cronograma de obras redefinido.

• Necesidad de asegurar las ampliaciones de redes en los Municipios de Lanús, Lomas de Zamora Almirante Brown, La Matanza y Esteban Echeverría y Ezeiza con el propósito de llegar con los servicios básicos durante el quinquenio 2008-2013, atendiendo a las necesidades impostergables de la población y en particular a los problemas existentes asociados a la elevación de las napas freáticas como consecuencia de la expansión asimétrica de servicios de agua y cloaca y evitando la infiltración de aguas contaminadas.

• Identificar como obras prioritarias del Plan Director convergentes con las prioridades del Plan Integral de Saneamiento Ambiental, sin que ello implique un orden de prelación, a las siguientes:

Ampliación del Colector Margen Izquierda (CMI)
Desvío y Prolongación Bajo Costanero
Emisario Riachuelo
Planta de Pretratamiento Riachuelo
Estación de Bombeo Riachuelo
Colector Margen Derecha (CMD)

• Necesidad de desarrollar a través de la ACUMAR en coordinación con AySA  un Programa de Control y Reconversión Industrial que contemple la línea de base, objetivos, procesos, flujogramas de procedimientos y metodología institucional de implementación, en función de los lineamientos aportados  en el marco del trabajo de los grupos técnicos.

• Desarrollo de un Padrón Único de Industrias de la Cuenca Matanza Riachuelo, funcional a los requerimientos de control por parte de la SAyDS, ACUMAR y AySA así como del resto de los organismos con competencias en el ámbito territorial de la cuenca.

 

8.2.- Desarrollo conceptual de Alternativas

Para satisfacer los requerimientos planteados en 8.1 se han desarrollado conceptualmente una serie de alternativas (en principio conceptualmente viables) del proyecto contemplando que eviten daños ambientales, tales como contaminación de las captaciones de agua potable en el Río de la Plata (Plantas San Martín y Belgrano) y que coadyuven en la recuperación ambiental de la cuenca Matanza- Riachuelo, sin causar otros efectos negativos en los cuerpos receptores finales.

Las alternativas conceptuales a analizar fueron las siguientes:

1) Tratamiento descentralizado con varias plantas y niveles de tratamiento,  que descargan sus efluentes al río Matanza- Riachuelo, sus tributarios y Río de la Plata. Escenario Parcialmente Centralizado (EPC)

2) Tratamiento centralizado con una planta única de tratamiento en Berazategui y un emisario subfluvial único en este sitio. Esta es la alternativa original que se propuso para el concepto original de saneamiento de la ciudad de Buenos Aires.

3) Tratamiento centralizado con varios puntos de descarga al Río de la Plata.

De hecho, si bien desde el punto de vista teórico se plantea la descarga en varios puntos, en la realidad se restringe sólo a dos, por la dificultad en conseguir sitios adicionales de tratamiento (más de dos) para plantas de dimensiones tan grandes a la orilla del Río de la Plata.

Si no fuera porque ya se han puesto el disfraz de los mercaderes, la famosa Costa del Plata en tres años será de nuevo del CEAMSE y podrán hacer allí todo el tratamiento que quieran.

Del  análisis del tramo costero que comprende el sector existente entre la desembocadura del Matanza – Riachuelo y el actual emisario de Berazategui, considerando la ubicación de la toma de la Planta potabilizadora General Belgrano, el sector recreativo de la costa de Quilmes  y el sector de relleno sanitario del CEAMSE en Villa Domínico, no se dispone de más alternativas de ubicación que la seleccionada con áreas suficientes con las dimensiones necesarias para el tratamiento. Escenario Totalmente Centralizado (ETC)

4) Alternativas de distintos niveles de tratamiento antes de la descarga al Río de la Plata.

Estas alternativas involucran reducciones de las longitudes del emisario en relación a los mayores niveles de tratamiento, utilizando para tal definición el modelo de simulación de la calidad de agua en el Río de la Plata.

Durante el desarrollo de estas alternativas se tuvo en cuenta el impacto sobre los usos del agua del río (fuente de abastecimiento de agua para consumo humano con tratamiento convencional, usos recreativos con y sin contacto directo, preservación de la vida acuática, impacto sobre la navegación, etc.),

también se tomó en cuenta el impacto ambiental y social de la operación de los diferentes sistemas de tratamiento (producción de lodos, control de olores, cantidades de lodos generados en las diferentes alternativas, tráfico de camiones para remoción de lodos, espacio necesario para las plantas, etc.).

5) Alternativas del sistema principal de conducción para asegurar el saneamiento de toda la cuenca, y de hecho, toda el área de concesión de AySA.

Entre las alternativas de conducción se analizaron una con un único Colector de Margen Izquierda con capacidad para conducir también todas las aguas servidas de la cuenca media y alta del río Matanza- Riachuelo hacia la planta de tratamiento Riachuelo, y otra con dos colectores: (i) Colector Margen Izquierda de menor diámetro; y (ii) Colector Margen Derecha con capacidad para conducir todas las aguas servidas de la cuenca media y alta del río Matanza- Riachuelo hacia la planta de pre-tratamiento Riachuelo.

 

8.3 Criterios aplicados para el análisis de las alternativas

Con el objeto de contribuir a la constitución de la matriz de preferencia para evaluación de alternativas de proyecto aportando las consideraciones ambientales a la misma, se efectuó un proceso de selección para establecer un orden de mérito basado en el desempeño ambiental de las variantes consideradas durante el desarrollo el Proyecto.

Los criterios de comparación se basaron, cuando existieron datos cuantitativos, en los resultados de la modelación numérica de la calidad de agua de los colectores de la cuenca Matanza – Riachuelo y del Río de la Plata, y de no contarse con los mismos, en valoraciones cualitativas del comportamiento de cada variante.

La situación de referencia analizada para efectuar la comparación ha sido la alternativa de no intervención, representada por la situación de calidad actual de los cuerpos receptores.

En forma general y durante el desarrollo de las alternativas del proyecto se tomaron en cuenta en forma combinada todos los aspectos mencionados de manejo de las aguas servidas de origen doméstico e industrial, sistemas de conducción y sistemas de drenaje pluvial, utilizando el instrumento de la modelación de la calidad de agua en los ríos para el desarrollo y evaluación de las alternativas.

Con base en la información desarrollada para cada alternativa se efectuó una comparación de las mismas, utilizando criterios de índole técnico, económico, ambiental y social. Como resultado de esta comparación se seleccionó la alternativa más favorable y sus etapas de ejecución.

La alternativa más adecuada es la que desde el punto de vista combinado presenta: menores costo, ventajas técnicas, simple operación y mantenimiento, mayores impactos ambientales positivos, menores impactos negativos e impactos sociales negativos mínimos.

Las principales motivos conceptuales que llevaron a desestimar alternativas fueron los siguientes:

Alternativa 1 - Tratamiento descentralizado, o sea una variedad se plantas de tratamiento con distintos niveles de tratamiento con descarga de sus efluentes tratados al cauce principal del Matanza - Riachuelo, sus tributarios y al Río de la Plata.

Fue descartada por motivos técnicos en base a la modelación de la cuenca Matanza - Riachuelo, que demostró la baja capacidad receptiva ante el vertido de contaminantes en el río, por lo cual no será posible recuperar la calidad de las aguas del río mientras persistan vertido de los efluentes de las plantas de tratamiento en el ámbito de la  cuenca Matanza – Riachuelo, manteniéndose su condición actual de “no apta par ningún uso” con condiciones anóxicas de sus aguas y con emisión de olores.

Alternativa 2 - Tratamiento centralizado con una planta única de tratamiento y un emisario único en Berazategui.

Esta alternativa tiene desventajas ambientales y económicas en relación a la alternativa de dos emisarios y también es inviable por problemas legales, sociales y políticos pues descarga todas las aguas servidas del área metropolitana de Buenos Aires en un municipio aguas abajo.

Alternativa 3 - Tratamiento centralizado con varias puntos de descarga al Río de la Plata.

Varias significa de hecho sólo dos, pues es imposible conseguir sitios adicionales de tratamiento (mas de dos) para plantas de pretratamiento tan grandes a la orilla del Río de la Plata.

Es perfectamente posible si se olvidan del espeluznante negocio de la Costa del Plata

Los sitios disponibles para las plantas de pre-tratamiento Riachuelo y Berazategui se han conseguido después de muchos esfuerzos, especialmente el sitio de la planta Riachuelo.

Alternativa 4 – (de hecho es una serie de alternativas de niveles de tratamiento antes de la descarga al Río de la Plata).

Estas alternativas involucran el establecimiento de las longitudes del emisario en relación a los niveles de tratamiento, utilizando para tal efecto el modelo de simulación de calidad de agua en el Río de la Plata.

Un tratamiento mayor al preliminar no tiene ventajas, según lo muestra la modelación en el Río la Plata y según el  enfoque de la Organización Mundial de la Salud OMS. Por lo tanto se seleccionó tratamiento preliminar con emisarios largos, que se considera una solución científicamente sólida y económicamente más favorable.

Las ventajas vienen acreditadas entonces por el lugar de los vuelcos

No obstante, se reserva superficie suficiente en los sitios de emplazamiento de las Plantas Riachuelo y Berazategui, para ampliar las plantas de tratamiento y elevar el nivel del tratamiento según sea necesario.

Tratamiento más avanzado que pre-tratamiento implica además enormes costos adicionales en inversión, operación y mantenimiento, prácticamente inalcanzables.

También producen un problema significativo por generar cantidades muy grandes de lodos biológicos.

Alternativa 5- tratamiento secundario seguido por cloración del efluente y su descarga al Río de la Plata a través de un emisario corto

es una alternativa muy costosa, mucho más que la seleccionada, y muy riesgosa ambientalmente por la necesidad de manejar enormes cantidades de cloro en medio de la ciudad, con impacto negativo sobre la vida acuática por el cloro y sus derivativos, y no es confiable pues depende totalmente del abastecimiento del cloro, el cual, en cantidades tan grandes en forma contínua no puede ser asegurado.

 

8.4.- Consolidación de escenarios y alternativas viables

De todas estas pautas conceptuales se desprenden los siguientes escenarios a considerar, adoptando para los mismos las condiciones referidas en los estudios de modelación numérica presentado en las referencias de los informes de la modelación numérica, a las cuales deberá recurrir el lector para mayores precisiones:

 

8.4.1.- Escenario actual (EA): corresponde a la situación actual de la cuenca sin obras de infraestructura adicionales, con las actuales Plantas de Tratamiento de Cañuelas, El Jagüel, González Catán y Sudoeste vertiendo al Matanza – Riachuelo con sus actuales niveles de tratamiento, con descargas de las cloacas máximas de Buenos Aires, sin intervenciones del Plan de Reconversión Industrial y el aporte de las industrias que hoy se encuentran conectadas con sus actuales niveles de tratamiento.

Es evidente que esta no es una alternativa, sino que representa un escenario de comparación al que podríamos definir como escenario de inacción o no intervención. En la siguiente Figura se aprecia el esquema de obras que caracteriza este escenario actual.

 

8.4.2.- Escenario Parcialmente Centralizado (EPC):

corresponde a la situación de la cuenca con obras de infraestructura adicionales, consistentes en la ampliación de redes colectoras, ampliación de las actuales Plantas de Tratamiento de El Jagüel y Sudoeste vertiendo al Matanza – Riachuelo con sus actuales niveles de tratamiento, construcción del Colector Margen Izquierdo y Conexión del Colector Bajo Costanero captando efluentes domésticos e industriales, la readecuación del emisario de Berazategui, la readecuación de las cloacas máximas para captar expansiones de redes y la construcción de la Planta de Pretratamiento y nuevo emisario Riachuelo, con intervenciones del Programa de Reconversión Industrial y el aporte de las industrias que hoy se encuentran conectadas con sus actuales niveles de tratamiento.

En la siguiente Figura se aprecia el esquema de obras que caracteriza este escenario Parcialmente Descentralizado.


 

8.4.3.- Escenario Totalmente Centralizado (ETC):

dada la insuficiencia del Plan Director de AySA para alcanzar condiciones óxicas en el Tramo Inferior del Matanza- Riachuelo, se planteó una variante consistente en evitar la descarga al Matanza- Riachuelo desde las plantas de tratamiento de mayor envergadura, es decir, Planta Sudoeste y Planta El Jagüel.

Específicamente, este escenario propone:

Construir un Colector de Margen Derecha (CMD).

Conectar la Planta Sudoeste y la Planta El Jagüel al Colector Margen Derecha, es decir, derivar las aguas servidas colectadas por éstas al Río de la Plata.

En esta situación se supone que el CMD colecta el 90% de las aguas residuales domésticas.

Este escenario representa un sistema básicamente centralizado, en el cual la gran mayoría de las cargas aportadas al Tramo Inferior es transportada por el sistema troncal hacia el Río de la Plata.

En la siguiente Figura se aprecia el esquema de obras que caracteriza este escenario Totalmente Centralizado.

 

8.5.- Replanteo de las Alternativas

En base a esta convergencia de objetivos podríamos definir entonces las  Alternativas del Proyecto a Evaluar, haciendo la salvedad de que las medidas no estructurales de las diferentes variantes resultan comunes entre si.

Así entonces las variantes a comparar son:

8.5.1.- Alternativa de no intervención:

no se ejecutan obras de infraestructura nuevas, ni se adoptan medidas no estructurales de control ni Programa de Reconversión Industrial. Se reitera que esta no es una alternativa en si misma, sino simplemente el escenario de comparación de las alternativas de obra.

De manera conservadora se ha caracterizado esta alternativa mediante los resultados de la modelación numérica correspondientes a la situación actual (2008), quedando perfectamente claro que el sólo crecimiento vegetativo de la población y el desarrollo industrial y urbano no planificado incrementará de manera sostenida las cargas contaminantes en la totalidad de la cuenca.

En la tabla adjunta se presentan las cargas aportadas en la situación actual, en tanto que en los gráficos se aprecia la distribución de OD (mg/l) a lo largo del cauce, y la representación de la situación de disponibilidad de oxígeno en los cursos para la situación extrema de caudal mínimo.

 

8.5.2.- Alternativa de Operación con EPC:

esta alternativa incorpora las obras y criterios de operación arriba expuestos en un esquema parcialmente centralizado de tratamiento, manteniendo todavía importantes volúmenes de descarga en el ámbito de la cuenca.

En la tabla adjunta se presentan los resultados de las cargas orgánicas resultantes en comparación con la situación actual, en tanto que en los gráficos se aprecia la distribución de OD (mg/l) a lo largo del cauce, y la representación de la situación de disponibilidad de oxígeno en los cursos para la situación extrema de caudal mínimo.

Si bien la reducción de carga orgánica es importante, puede apreciarse la persistencia de situaciones anóxicas en extensos tramos del cauce.

Está claro, que si advirtieran que este es un curso de agua "muerto", sin flujos de salida, toda esta modelación es gratuita, pues a un muerto no se le puede arrojar nada que no vuelva como boomerang de castigo.

 

8.5.3.- Alternativa de Operación con ETC:

esta alternativa incorpora las obras y criterios de operación arriba expuestos en un esquema totalmente centralizado de tratamiento, reduciendo prácticamente a 0 los volúmenes de descarga en el ámbito de la cuenca, exportando los mismos al Río de la Plata a efectos de utilizar su importante capacidad de autodepuración.

Queda claro que dentro de esta variante de ETC existen otras “sub-alternativas” caracterizadas por diferentes combinaciones de variantes en los niveles de tratamiento, sitios de disposición ¿o deposición?, desarrollo de emisario o emisarios, etc...

Estas combinaciones deben necesariamente ser analizadas en conjunto con las ya planteadas con el objeto de no perder de vista sus potenciales ventajas.

A efectos de hacer converger más rápidamente y efectivamente el proceso de selección de alternativas, se procede a realizar sobre las mismas un análisis conceptual de sus características generales (puntos de vuelvo, nivel de tratamiento, consideraciones de costos, aspectos jurisdiccionales, sociales y políticos, etc.), el que permite rápidamente dar de baja a aquellas variantes que no satisfacen cuestiones conceptuales básicas.

En este marco se procederá a ejecutar el análisis conceptual de las siguientes sub-variantes:

8.5.3.1.- Tratamiento centralizado con una planta de tratamiento y un emisario en Berazategui

8.5.3.2.- Tratamiento centralizado con varios puntos de descarga al Río de la Plata

8.5.3.3.- Alternativas de niveles de tratamiento antes de la descarga al Río de la Plata

8.5.3.4.- Alternativa de tratamiento secundario, más cloración, más emisario corto

8.5.3.1.- La presente alternativa corresponde al planteo originario de readecuación del sistema cloacal del anterior concesionario, en el cual se preveía la ejecución de una única planta de tratamiento primario y la readecuación de un emisario único en ubicación similar al actualmente existente en Berazategui.

La reformulación de esta alternativa para el escenario de servicio a futuro (horizonte temporal de largo plazo al año 2030), genera un volumen de efluentes que produce un caudal de 63 m3/s (suma de los caudales máximos de diseño de los emisarios con factor de pico incluído).

Este caudal representa uno de los factores adversos para su selección, en razón de que las consecuencias sobre la calidad de las aguas del cuerpo receptor se verán afectadas en un área significativamente mayor, toda vez que la longitud eficiente de emisario se deberá prologar significativamente para evitar generar restricciones de uso en las tomas de agua.

Si bien desde el punto de vista económico la ejecución de una única planta y emisario podría resultar levemente más económico, la concentración del proceso de tratamiento y disposición ¿o deposición? en un único sitio reduce sensiblemente la flexibilidad operativa del sistema.

Del mismo modo, ante la necesidad de afrontar y dar respuesta a potenciales contingencias, el sistema único genera consecuencias ambientales mucho más severas y dificultosas de resolver.

Por último, pero no por ello menos importante, debe tenerse en cuenta que esta alternativa podría desatar reacciones de rechazo por parte de potenciales particulares damnificados, las jurisdicciones afectadas, ONGs y público en general, atento a que esta variante concentra el vuelco de una única jurisdicción y sitio, concentrando de la misma manera las externalidades negativas de una importante parte del Plan, en tanto que el mismo socializa prácticamente sobre el total del área de influencia las externalidades positivas.

Por otra parte, en el marco del expediente judicial iniciado por la Municipalidad de Berazategui, la Cámara Federal de La Plata hizo lugar a la medida cautelar instada por el Municipio y dispuso que el anterior concesionario (AASA) cumpla con la construcción de la Planta de Berazategui y con la limpieza y prolongación del emisario cloacal existente, pero no dictamina sobre la posibilidad de ampliar la capacidad del mismo para recibir la totalidad del tratamiento y vuelco del área de concesión.

La conflictividad jurídica del tema del vuelco en Berazategui deja prever la existencia de conflictos severos ante la propuesta de esta alternativa.

Por último, otro argumento técnico hace desestimar esta alternativa.

Como fuera mencionado antes, el caudal de diseño hace que una planta de pre-tratamiento como la necesaria para su tratamiento requiera de una superficie excesivamente grande para su optimización operativa, y además multiplica la magnitud de algunos de sus impactos ambientales negativos.

 

8.5.3.2.- Como contrapartida de la variante anterior con un único punto de vertido, surge la presente que considera la multiplicidad de plantas y emisarios de menor magnitud.

Esta variante presenta inconvenientes básicos que llevaron a su desestimación, algunos técnicos y otro operativos. Entre los primeros podría mencionarse la complejidad que implica desempeñar la atención de mantenimiento a varias plantas de pretratamiento y emisarios distribuidos a lo largo de la costa.

Paralelamente se entiende que desde el punto de vista económico, el incremento del número de infraestructuras similares haría perder la ventaja de escala de un número menor de estructuras de gran magnitud.

Por último, debe hacerse notar que disponer de espacio físico para la implantación de varias plantas de pretratamiento sobre la costa no resulta trivial, y que llegar a disponer de dos sitios para la colocación de las plantas de los emisarios que resultaron definidos en el análisis de factibilidad técnica (Riachuelo y Berazategui) no fue sencillo y no dejó demasiados grados de libertad para considerar alternativas de implantación.

 

8.5.3.3.- Considerando que la descarga de efluentes con cualquier nivel de tratamiento dentro del ámbito de la cuenca Matanza- Riachuelo no permite reducir la situación de anoxia en los cuerpos superficiales, la hipótesis de conducción, tratamiento y disposición en el Río de la Plata es aceptada como la única apta.

Pero se olvidan de plantear la posibilidad de un mejor lugar y con capacidad para caudales 10 veces mayores a los previstos; y sin necesidad de construir emisarios subfluviales. Ver esbozos1.html

Dentro de esta modalidad se han planteado como alternativas aquellas que consideran, para una misma disposición de los vertidos, que los mismos se realicen con diferente nivel de tratamiento.

En este sentido resulta de gran utilidad la experiencia que la Organización Mundial de la Salud ha desarrollado en relación a eficiencia de niveles de tratamiento y diseño de emisarios respecto al riesgo sobre la salud humana [WHO (2003): Guidelines for Safe Recreational Water Environments.
Volume 12, Coastal and Fresh Waters, World Health Organization, Geneva,
Switzerland, p. 80].

Si bien esta experiencia hace referencia al vuelco en el mar, se considera que estos resultados son aplicables a cuerpos receptores de gran magnitud y elevado poder de autodepuración como el Río de la Plata.

¡Qué fácil es versear!

Los principales hallazgos de la WHO se ven reflejados en la tabla adjunta:
(1) Diseño inadecuado (2) Diseño adecuado

Puede apreciarse que el riesgo inducido por un emisario efectivo resulta “Bajo” tanto para pretratamiento, tratamiento primario y secundario.

Si bien los términos “corto” o “largo” son a menudo usados, la longitud del emisario es generalmente menos importante que una localización adecuada y una efectiva difusión. Ver esbozos1.html

Un emisario eficaz se supone que debe estar correctamente diseñado, con una longitud suficiente y profundidad del difusor de descarga para garantizar que los efluentes no alcancen las áreas de interés.

Los hallazgos de WHO conducen a la conclusión de que si se provee un medio eficaz de desagüe, el tratamiento preliminar es suficiente antes de la descarga de aguas residuales a los cuerpos de gran capacidad de autodepuración.

Que no es precisamente el caso de las áreas ribereñas estuariales urbanas cuyas derivas litorales desde el Dock Sur hacia el Norte son algo más que escandalosas, conformando esos cuerpos que he dado en llamar "hidrotermias", nada eficientes para pensar en autodepuración.

Por otro lado, si un emisario corto (ineficaz) es provisto, incluso de tratamiento secundario no es suficiente para reducir el alto riesgo para la salud humana de los efluentes descargados a través de ese tipo de emisario.

Los costos de inversión, así como los gastos de operación y mantenimiento de tratamiento preliminar son aproximadamente en el orden de 1/10 del costo de un tratamiento secundario, mientras que el uso de tratamiento preliminar permite obtener resultados comparables a los de tratamiento secundario.

Las conclusiones mencionadas se refieren a desagües cloacales municipales típicos que no contengan niveles excesivos de residuos tóxicos procedentes de aguas residuales industriales.

El control de los tóxicos procedentes de las industrias no se puede efectuar en plantas centrales como las de Riachuelo y Berazategui, independientemente del nivel de tratamiento en las mismas.

El control y la limitación requerida de la carga másica de sustancias tóxicas en los efluentes industriales, será efectuado en las fuentes es decir en cada industria, con la implementación de los Programas de Reconversión Industrial, que incluye la aplicación de Buenas Prácticas, Tecnologías Limpias y Plantas de Tratamiento de sus efluentes donde esto sea requerido.

En base a todo lo expuesto queda perfectamente claro que pueden descartarse las alternativas de tratamiento superiores al preliminar, centrando el interés en lograr un diseño eficiente para el sistema de emisario a adoptar.

El control y la limitación requerida de la carga másica de sustancias tóxicas en los efluentes industriales, será efectuado en las fuentes es decir en cada industria, mediante Plantas de Tratamiento de sus efluentes donde esto sea requerido, y con la implementación de los Programas de Reconversión Industrial.

La base de datos SIG que Uds dan por sentada y que contiene la famosa carga másica de ilusoria e inútil determinación tratándose, repito, de un muerto de 222 años, no les permitirá NADA, pues el Riachuelo no acepta NADA. Ya está muerto. Y lo que tiren a un muerto no se redime. NADA allí es biodegradable. Sólo es más degradable.

Mucho menos cabe imaginar "aplicaciones" con modelación de flujos en planicie extrema, alimentada de laxas extrapolaciones instrumentadas con mecánica de fluidos.

Como ejemplo de aplicación de esta base de datos SIG se ha efectuado un  ranking de las industrias y se ha estimado en forma preliminar, a verificar con controles específicos de cada establecimiento industrial, que unas 50 industrias entre las identificadas en la cuenca Matanza–Riachuelo, contribuyen con un 95 % de la carga orgánica (DBO5) total generada por todas las industrias que vierten sus efluentes a la misma.

A título ilustrativo, ya que falta verificar las estimaciones efectuadas por medio de inspecciones de campo con controles de caudal,

Genial ¡No les falta casi NADA! Sólo un poquito de sinceridad.

 

8.5.3.4.- Como fuera adelantado en el numeral 8.5.3.3, según la experiencia de la WHO no se aprecian mejoras evidentes al incrementar el nivel de tratamiento de preliminar a secundario para emisario “corto”, resultando en ambos casos u riesgo para la salud calificado como “Alto”.

Un sistema de emisario subacuático, que incluye la descarga y la propia zona de campo cercano al difusor, de hecho, debe ser considerada como una “planta de tratamiento” y como tal requiere el “sacrificio” de una determinada porción de territorio para su implantación.

Hablan de sacrificio pero luego se ponen el disfraz de mercaderes y se dan a soñar con el negocio de la espeluznante Costa del Plata

Esta “planta” requiere de una porción del cuerpo receptor, pero proporciona un alto nivel de tratamiento, muy superior al que puede alcanzar cualquier planta convencional con base en tierra.

¿Por qué no toman el agua de las napas que buscan deprimir y que las encuentran por todos lados?

Estas plantas convencionales con base en tierra pueden llevar, en casos extremos, la remoción de los niveles de DBO y TSS, de hasta un 95%, y si el efluente no es desinfectado, eliminar el 50-80% de los organismos patógenos, que es un muy bajo nivel de eliminación, dejando el efluente con prácticamente el mismo nivel de riesgo para la salud humana que las aguas residuales sin tratar.

Por otra parte, un bien diseñado sistema de emisario elimina más del 99% de todos los contaminantes, incluídos los organismos patógenos.

No los elimina; los traslada y a poco los diluye.

La eliminación del 99% de los organismos patógenos podría no ser suficiente.
Sin embargo, el valor mencionado se refiere sólo a la dilución física.

Teniendo en cuenta también el decaimiento biológico de organismos patógenos en el medio acuático, una descarga bien diseñada puede garantizar su total eliminación a los niveles más bajos que los que generan riesgo para la salud humana.

Como criterios complementarios que llevan a descartar la alternativa de tratamiento secundario, desinfección y emisario “corto”, resta mencionar al menos cuatro argumentos:

(i) las superficies para la implantación de este tipo de plantas se incrementa notablemente al pasar de pretratamiento a tratamiento secundario, no existiendo disponibilidad de terrenos adecuados.

(ii) la necesidad de cloro para lograr la desinfección del efluente tratado resulta inusualmente elevada (del orden de más de 250 tn/día de cloro).

Manejar esta producción, garantizar su traslado y disponibilidad y el eventual manejo de las contingencias que estas operaciones podrían desencadenar, llevan a desistir de la alternativa. (iii)

El volumen de cloro que es necesario para la eliminación de patógenos en el vertido final podría traer aparejado un daño colateral a la biota del área de influencia directa de los difusores.

A partir de este análisis expeditivo de la variantes de escenario ETC, que ha permitido descartar con criterio amplios varias de ellas, se describe a continuación la variante analizada y se muestran los resultados de correspondientes al esquema de dos plantas de pretratamiento y dos emisarios subacuáticos (Riachuelo y Berazategui)

En la tabla adjunta se presentan los resultados de las cargas orgánicas resultantes en comparación con la situación actual, en tanto que en los gráficos se aprecia la distribución de OD (mg/l) a lo largo del cauce, y la representación de la situación de disponibilidad de oxígeno en los cursos para la situación extrema de caudal mínimo.

Con esta configuración, la reducción de carga orgánica es realmente significativa, prevaleciendo sólo pequeños tramos del curso en situaciones anóxicas.

Para la situación que las alternativas plantean sobre el comportamiento de la calidad del Río de la Plata en su franja costera Sur como receptor final de las escorrentías de la cuenca, se ha planteado el criterio de aptitud para diferentes usos.

Atento a que en esta Franja Costera Sur se ubican las dos tomas de agua cruda que proveen, previo tratamiento convencional, la casi totalidad del agua para consumo humano del área de concesión de AySA, se ha considerado el uso tipificado como “Agua para Consumo Humano con Tratamiento Convencional” como el prioritario para analizar las alternativas.

Resulta oportuno mencionar que las consecuencias sobre el Río de la Plata para los escenarios EPC y ETC no presentan diferencias significativas, por lo cual las cuestiones comparativas deberán desarrollarse entre la alternativa de No Intervención y la de Intervención en sus dos modalidades (EPC y ETC).

Otra cuestión significativa a considerar es que dentro de la utilización del Río de la Plata como cuerpo receptor final, cabría la posibilidad de considerar un único emisario y difusor subacuático en Berazategui o la alternativa ya presentada de dos emisarios con difusores, uno en Berazategui y otro en la localidad de Wilde en Avellaneda.

En este sentido, y si bien la diferencia de costos en relación a la magnitud de la inversión total no resulta significativa, existen razones ambientales para descartar la alternativa del emisario único, fundadas en el hecho de concentrar en una única jurisdicción municipal las externalidades negativas propias de la operación de una infraestructura que beneficia de manera directa a muchas otras.

A efectos de visualizar la distribución de restricciones de uso para la situación actual y el escenario son proyecto (asimilando como uno los escenarios EPC y ETC), se presentan a continuación los resultados de la modelación para la situación actual (asimilable a la alternativa de No Intervención) y la correspondiente a la de Intervención:

Restricción para Alternativa de No Intervención

Restricción para Alternativa de Intervención

Como puede apreciarse, existe una notable mejoría en la restricción en las áreas circundantes a ambas obras de toma de las plantas San Martín y Belgrano.

La toma de Quilmes sufre de todos modos a pesar del emisario, porque los reflujos y las sudestadas mandan todas esas aguas a ella. Y la dispersión en estas circunstancias queda muy amenazada.

El Río de la Plata no es un río; es un estuario.

El lugar para dispersar no es aquí.

Comparando con la situación actual, se observa que:

o Se produce un alivio en la situación de las tomas de aguas de AySA (Ver Figuras anteriores), que pasan a estar mucho menos comprometidas que en la actualidad.

Todo lo contrario. Las pestes vertidas al Matanza-Riachuelo hoy quedan en la cuenca. Con estos emisarios en estos lugares que ellos consideran estratégicos, irán en horas de reflujos y sudestes a parar en directo a las tomas de agua. Hoy el agua es mala. Mañana será peor.

o Se genera una redistribución de las zonas no aptas para recreación con contacto directo, aliviándose parte de la zona costera.

o Se logra una recuperación de una parte significativa de la zona costera para recreación sin contacto directo.

Vanas ilusiones para endulzar el proyecto de la Costa del Plata cuyos percolados y emanaciones demorarán décadas en estabilizarse.

o No hay cambio en la situación desfavorable de toxicidad crónica para vida acuática, ya que continúa el aporte contaminante desde el río Paraná de las Palmas.

Y no sólo del Paraná de las Palmas, sino del Luján y Aliviador del Reconquista.

o La reducción en la zona no apta para vida acuática por toxicidad aguda es poco significativa, ya que el aporte de Cromo desde los arroyos Sarandí y Santo Domingo continúa siendo significativo.

 

8.6.- Proceso de selección

El proceso de selección de alternativas constituye una dinámica más compleja que la sola elección de una variante del plan que resulte ambientalmente compatible, por tratarse de un problema multicriterios.

Para ejemplificar esta problemática y determinar los criterios que rigen este procedimiento resulta ilustrativa la figura siguiente:

Cualquier problema multicriterio puede expresarse de forma concisa en formato matricial, en la que las filas representan los atributos o criterios relevantes al problema y las columnas representan las alternativas en competencia.

De este modo un elemento genérico Xij de la matriz indica la valuación o performance (utilidad o puntaje) del i-ésimo atributo o criterio Cj respecto a la j-ésimo alternativa Ai .

Así se constituye la Matriz de Preferencia, que es una matriz que resume las informaciones pertinentes al problema bajo análisis.

En el presente caso se desarrollará exclusivamente el contenido de una de las filas de la matriz de preferencia, en particular la correspondiente a los criterios de Factibilidad Ambiental.

En la misma se deberá constituir un ranking u orden de mérito de de las alternativas para su consideración, con peso proporcional al que se asigne a los otros criterios.

A su vez, con el objeto de lograr ese orden de mérito podrá recurrirse a la valoración de más de un criterio, aplicando un esquema matricial similar al descrito.

Con el objeto de lograr la mayor objetividad posible, se ha recurrido a la definición de un grupo de parámetros o indicadores que caracterizan algunos criterios relevantes. Pasaremos a describir los indicadores:

Los valores obtenidos para el indicador se presentan en la siguiente Tabla:

 

I 1: Indicador de Disponibilidad de Oxígeno



I 2: Indicador de Demanda Bioquímica de Oxígeno

Los valores obtenidos para el indicador se presentan en la siguiente Tabla:

 

Por último, y con el objeto de incorporar la respuesta del Río de la Plata, se ha definido un indicador adicional, cuyo comportamiento resulta mas conceptual debido, fundamentalmente a que las alternativas ETC y EPC presentan resultados muy similares.

De este modo, se le asignó a la gg alternativa Sin Intervención el valor 0 en razón a que en la situación actual ambas tomas se encuentran prácticamente en contacto con la faja de restricción, y el valor promedio de los calculados a las alternativas ETC y TPC.

Así, el último indicador I3 ha sido definido como:

Donde:

Según el siguiente esquema de definición:

Parecen olvidar el nuevo conducto de efluentes de Villa Adelina al límite entre San Isidro y Olivos en construcción que muestra la imagen que sigue.

Cumplidas estas etapas, donde todos los indicadores resultan monótonamente crecientes con la mejor aptitud ambiental, puede determinarse el Orden de Mérito como las suma de cada indicador para cada alternativa, donde el mayor valor representará la mejor situación comparativa de esas alternativas.

Esto puede expresarse en la matriz que se acompaña:

Como puede apreciarse, la alternativa ETC resulta primera en el orden de mérito. Este resultado, sumado al análisis expeditivo efectuado en los numerales 8.5.3.1 a 8.5.3.4, permite determinar como más apta a la alternativa definida por el Escenario Totalmente Centralizado tal como se presenta en el presente capítulo.

La orden de mérito se ve afectada por la baja calidad de las consideraciones a los flujos ribereños inmediatos. Materias estas que el INA simpre ha soslayado para evitar meterse en problemas.

Tampoco aparecen por lo tanto proyectadas las depreciaciones que este sector ribereño sufrirá por tantas degradaciones naturales que le esperan, con la consiguiente aparición de las extendidas "hidrotermias" marchando a gusto en la misma dirección de la deriva litoral.

Entonces, todos estos sueños del lugar apropiado se van a dormir.


8.7.- Descripción de la alternativa seleccionada

La alternativa seleccionada para la colección, tratamiento y evacuación de aguas servidas, permite cumplir con el doble objetivo de extender y mejorar el nivel de cobertura y de calidad de los servicios de cloacas en la cuenca Matanza - Riachuelo y en toda el área de la concesión de AySA,

así como, recuperar y preservar la calidad de los cuerpos de agua en toda la Cuenca Matanza – Riachuelo y en el Río de la Plata, en función de usos y objetivos de calidad a alcanzar para los distintos tramos y zonas de los mismos, en el corto, mediano y largo plazo.

Las obras básicas de Desagüe Cloacal de la alternativa seleccionada para el saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo, cuya configuración y trazado se presenta en el Mapa 8.7.1, son imprescindibles para mejorar el alcance y la calidad del servicio de cloacas en la cuenca Matanza Riachuelo y en toda el área de la concesión de AySA y también lo son para mejorar la calidad de las aguas y los usos potenciales de los cuerpos de agua en la cuenca Matanza Riachuelo y en la franja costera sur del Río de la Plata.

Mapa N° 8.7.1.

Actualmente la descarga de los líquidos cloacales del sistema troncal que se desarrolla sobre el área servida por AySA se realiza a través de un sistema de cloacas máximas que transportan las aguas servidas hacia el sur descargando en el Río de La Plata sin ningún tipo de tratamiento.

Es decir, los líquidos cloacales del sistema troncal llegan a un predio en Berazategui, ubicado sobre el Río de La Plata y sin tratamiento se descargan mediante un emisario que se interna 2.500m en el río y que en los últimos 100m tiene diez bocas difusoras.

El vuelco de los líquidos sin tratamiento y en la forma que se está realizando impacta negativamente puesto que las condiciones hidrodinámicas en el lugar de descarga cerca de la costa y la reducida zona de difusión es insuficiente para una mezcla adecuada y una dilución eficaz y eficiente.

Siguen ocultando los vuelcos de la draga de arrastre de Hidrovía.

Además al no realizarse ningún tipo de tratamiento del efluente se descargan al río residuos gruesos y grasas que no se asimilan y que permanecen flotando en superficie o sedimentan dando lugar a embancamientos.

Tan irresponsables han sido en la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación, en la Dirección de Hidráulica Provincial, en la Prefectura y en el Servicio de Hidrografía Naval, que nunca han considerado el tapón fenomenal a la salida del Paraná Miní provocado por el embancamiento que siguió a un barco hundido que aún hoy el SHN no señala en sus cartas.

El resultado de ese tapón de salida tuvo consecuencias desastrosas en las sedimentaciones al Norte. Ver 1, 2, 3, 4, 5

Por otro lado el gran desarrollo urbano ha hecho que los excedentes de caudal cloacal, que superan la capacidad de transporte de las Cloacas máximas se viertan en el Matanza – Riachuelo produciendo junto con las descargas industriales el alto nivel de contaminación actual del río.

La alternativa seleccionada para la componente saneamiento contempla los siguientes aspectos sustantivos:

Disponer y dimensionar las obras principales del sistema de desagüe cloacal a efectos de limitar los vertidos de efluentes a ríos interiores como el Matanza – Riachuelo y proteger esos medios receptores que cuentan con poca capacidad receptiva, derivando todas las aguas servidas colectadas al Río de la Plata, aprovechando su gran capacidad receptiva ante vertidos de estas características.

Fantasean sobre la capacidad receptiva

Repartición del caudal inicialmente destinado a la Planta Berazategui entre dos plantas (Riachuelo y Berazategui) a fines de aportar mayor flexibilidad y seguridad al sistema general de transporte y tratamiento.

La incorporación del sistema Riachuelo permite dividir los caudales efluentes y realizar pre-tratamientos y volcado en forma independiente a través de ambos  sistemas, lográndose una descentralización del sistema y un menor impacto de las descargas en el Río de La Plata.

Intercepción de las principales descargas pluviales en tiempo seco del área servida por la red cloacal existente de AySA a efectos de reducir sustancialmente la contaminación del Río de la Plata y el Riachuelo.

Dicha intercepción se materializará con colectores dimensionados para brindar la flexibilidad necesaria entre el sistema Riachuelo y el sistema Berazategui.

Permitir que todas las industrias ubicadas en el área servida por AySA con el requerido pre-tratamiento de sus efluentes para que sean asimilables a cloacales, se puedan conectar a la red y sistema de colectores con lo cual se limita el requerimiento de tratamiento de sus efluentes.

¡Sálvese quien pueda!

Permitir que se conecten a la red y sistema de colectores la totalidad de la población y todas las industrias ubicadas en la cuenca Matanza Riachuelo con el requerido pre-tratamiento de sus efluentes para que sean asimilables a cloacales

La alternativa seleccionada se basa así en interceptar con colectores la mayor parte de las aguas servidas de origen domiciliario e industrial en el área de concesión de AySA (Salvo las que se derivan a la Planta de Tratamiento Norte con descarga de las aguas tratadas al Río Reconquista)

así como de los municipios de la parte alta de la cuenca Matanza Riachuelo y en derivar todo el caudal al Río de la Plata vía dos emisarios:

(i) un nuevo emisario Berazategui, de longitud 7.5 Km. de los cuales 3.5 Km. son la zona del difusor;

y (ii) un nuevo emisario ubicado en la margen izquierda del arroyo Sarandí, denominado emisario Riachuelo, de 11.5 Km. de longitud de los cuales 4 Km. son la zona del difusor.

El caudal máximo de diseño en cada emisario es de 38 m3/s en el emisario Riachuelo y de 25 m3/s en el emisario Berazategui.

Antes de la descarga de las aguas servidas vía cada emisario al Río de la Plata se les someterá a un tratamiento en dos plantas de pretratamiento, una ubicada en un área a ganar al Río de la Plata con relleno ubicada en la margen izquierda del arroyo Sarandi, de donde partirá el emisario Riachuelo y la otra en Berazategui en el área donde se encuentra el emisario existente de 2,5 km. de longitud.

Desastre en puertas en el que habremos de depositar todas nuestras energías para evitar esta soberana torpeza de magna ilicitud.

El primer resultado de esta torpeza es que la deriva litoral que hasta hoy era relativamente normal en esas áreas, se transforme en un infierno y modifique todos los sueños de estos torpes depredadores de los flujos naturales ribereños.

Francisco Javier de Amorrortu, 13/10/08

Imágenes de una secuencia de más de 250 y que corresponden a jornada con suave viento del ENE y marea en bajante.

Las torpezas del canal Sto Domingo preanuncian las del Sarandí en la imagen superior, que ya carga con bruta deriva litoral.

Y que como la imagen lo prueba, a pesar de la ciega opinión de nuestros físicos en dinámica costera aferrados a su medioeval catecismo de mecanica de fluidos y a su más preciosa teoría de la ola oblicua, dará como resultado la indigestión de los modelos matemáticos de decenas de estos investigadores y consultores. Pero ya será tarde. FJA 13/10/08

Las principales componentes de las plantas de pretratamiento comprende: cámara de rejas para retensión de material grueso, militamices de 6 mm para remoción de material más fino y desarenadores aireados para remoción de arena y material flotante como grasas y aceites.

Cada planta de pretratamiento estará equipada con dos estaciones de bombeo, una de elevación a la entrada a la planta de pretratamiento y otra de impulsión de las aguas pretratadas al Río de la Plata vía los respectivos emisarios.

El sistema de obras básicas de intercepción, derivación y distribución de las  aguas servidas entre las dos plantas de pretratamiento y sus emisarios, ver  Mapa 8.7.1, comprende el Colector Margen Izquierdo–CMI con una extensión aproximada de 12,5 Km., el Colector Desvio (Aliviador) Baja Costanera, así como obras complementarias: el Colector Margen Derecho (CMD) con una extensión aproximada de 42 Km., y una capacidad en su tramo inferior de 13,5 m3/s que recibirá y transportará las aguas servidas recolectadas en el área de cobertura de las Plantas de Tratamiento de Sudoeste, Jagüel, Fiorito y la Ferrere respectivamente, y las generadas en los municipios de la cuenca Matanza Riachuelo ubicadas fuera del área de la concesión de AySA, derivándolas vía la planta de pretratamiento de Berazategui con sus estaciones de bombeo y emisario subfluvial al Río de la Plata

El sistema de obras básicas de la alternativa seleccionada deberá ser ejecutado por etapas ya que el proyecto es un APL (“Adaptable Program Lending”) y es imposible ejecutar un proyecto de tanta envergadura y complejidad (sin Planta de Pretratamiento de Berazategui que no es financiado por el Banco Mundial), en una sola etapa.

Lo que está contemplado como se indica en el Mapa 8.7.1 es incluir en una primera fase: el Colector Margen Izquierda, el Colector Desvío Baja Costanera y la Planta de Pretratamiento de Riachuelo con Estaciones de Bombeo y Emisario Subfluvial Riachuelo.

En una segunda fase: el Colector Margen Derecha, la Planta de Pretramiento de Berazategui con Estaciones de Bombeo y Emisario Subfluvial Berazategui.

Es importante recalcar que proyecto de saneamiento está constituido por las obras de las dos fases y que la EAI se refiere a las acciones de ambas fases.

Las longitudes y dimensiones de los distintos tramos de los colectores y de los dos emisarios subfluviales, así como, las técnicas constructivas y materiales que se tiene previsto aplicar para su ejecución se presentan en la Tabla 8.7.1 siguiente:

Tabla 8.7.1

.

Para el método de ejecución en túnel con “Pipe Jacking” se aplican pozos de
ataque cada 1,00 a 1.5 Km. y para el método de ejecución en túnel con
dovelas, se aplican pozos de ataque cada 4,00 a 5,00 Km.